100% Venezuela

 “Colapso en la vía”           

Descontrol, caos, inseguridad, horas de espera, son situaciones que se presentan cuando las arterias viales colapsan. Y estos hechos se presentan a diario en las concurridas avenidas y autopistas de Caracas, sin embargo, las demás ciudades del país no escapan al mismo problema.

La situación vial en Venezuela representa un verdadero viacrucis para los ciudadanos, tanto para aquellos que poseen vehículo propio como para quienes se trasladan en transporte público, debido al deterioro de las calles, avenidas y autopistas.

La razón principal de este problemática, según expertos entrevistados, se debe básicamente a la falta de inversión en el mantenimiento de las vías, autopistas y puentes, debido a la gestión de las autoridades competentes en materia de vialidad. Un estudio realizado en 2013 por el Colegio de Ingenieros de Venezuela determinó que el 80% del sistema vial nacional está deteriorado, por lo que es necesaria e imprescindible la construcción de nuevas vías, rutas alternas, puentes y autopistas equipados con tecnologías de punta de modo que los problemas relacionados con el colapso vial sean solucionados.

Como es sabido, el mal estados de las vías provoca accidentes de tránsito con saldos, en muchos casos, lamentables. Pero, también, se convierten en espacios acertados para la delincuencia, debido que al reducir la velocidad a causa de las largas colas que se producen por huecos en las carreteras, choques, accidentes, entre otros, los antisociales aprovechan para someter a conductores y quitarles sus pertenencias, por lo que los ciudadanos no sólo deben lidiar con el malestar que produce permanecer cierto tiempo en un atasco vial sino también con el miedo que origina saberse presa fácil de los delincuentes.

Los especialistas señalan que el Gobierno ha tratado de mejorar la situación vial del país, sin embargo, consideran que son “paños de agua tibia” y que esas soluciones se vislumbran muy lejanas, debido a la falta de organización de los entes. También alertan sobre lo importante que resulta la inspección y mantenimiento oportuno de puentes y viaductos en el país para evitar que se repitan situaciones como las que se vivieron en el puente Libertador de San Cristóbal cuando éste colapsó en 2012 y más recientemente el puente de Boca de Uchire en el estado Anzoátegui el pasado mes de octubre que dejó a seis personas lesionadas.

Sinopsis escrita por: Moisés Sánchez

Reportero de Investigación: Yasmín Velasco

Producción e Investigación: Rita Delgado

“Vidas que esperan… trasplante de órganos”

Venezuela, sin duda alguna, es un país inmerso en una grave crisis en el sector salud, ya no se habla solo de la escasez de medicamentos o de las fallas estructurales de los hospitales, sino también de la falta de recursos que existen para el trasplante de órganos a causa de las políticas públicas que no incentivan la creación de centros hospitalarios especializados en estos procedimientos médicos y la poca inversión que realiza el Estado en los nueve nosocomios que realizan estas operaciones.

Hace aproximadamente un mes la procura de órganos se encuentra paralizada por falta de presupuesto lo que ha hecho imposible que personas necesitadas de trasplantes puedan someterse a una operación que sin duda podría alargar sus vidas. Informaciones recientes señalan que se han perdido los órganos de 11 personas fallecidas que calificaban como donantes óptimos y pudieron haber beneficiado a por lo menos 24 pacientes que esperan por trasplante de riñón.

Estadísticas de la Fundación Amigos Trasplantados de Venezuela, señalan que en el país hay alrededor de 15 mil pacientes con insuficiencia renal de los cuales 13 mil asisten a un centro donde se practican la hemodiálisis que sustituye la función de sus riñones y otros 2 mil se aplican en sus hogares la diálisis peritoneal. Estas situaciones, a juzgar por los especialistas, convergen en un país fracturado donde la salud parece no ocupar una posición prioritaria, tanto así que de los 15 mil casos renales existentes se estima que solo 1.400 pacientes se encuentran en lista de espera para ser trasplantados.

En la actualidad existen un total de 3.400 pacientes que aguardan por un trasplante de riñón, córnea, hígado o médula en Venezuela. La situación se complica para aquellos que viven en el interior del país y deben trasladarse a la región capital a practicarse una operación de trasplante, en caso de que logren conseguir un donante, debido a que los hospitales en el interior no cuentan  con los recursos o equipos necesarios para este tipo de intervenciones quirúrgicas. Hay que acotar que de los 9 centros autorizados para realizar trasplantes, 5 de ellos se encuentran en Caracas.

Sinopsis escrita por Moisés Sánchez

Reportero de Investigación: Mariel Gorrín

Producción e Investigación: Mariel Gorrín