100% Venezuela

Este domingo a las 10:00 p.m. 

“Lucha por vivir… Pacientes oncológicos”

Recibir la noticia de que se tiene cáncer para cualquier individuo marca un antes y un después difícil de asimilar; y en la actualidad en Venezuela esa carga emocional sostiene también la angustiosa situación que deben vivir los pacientes oncológicos en el país: la falta de acceso a los centros oncológicos, las fallas en la entrega de medicinas a tiempo y las largas listas de espera en los servicios.

Para el Oncólogo Miguel Salomón: “El cáncer ha venido ascendiendo en cuanto a su frecuencia y en el paso del tiempo ha desplazado a las patologías cardiovasculares entre las primeras causas de muerte en Venezuela”; es decir que “hoy en día estamos viendo mas cáncer de lo que veíamos antes y que más gente está falleciendo con cáncer”. Es por ello que resulta de vital importancia realizar la detección de la enfermedad a tiempo para llevar a cabo el tratamiento adecuado que controle su avance; y es precisamente en este punto, desde el inicio, donde los pacientes oncológicos no sólo padecen en su cuerpo la enfermedad sino que sufren haciéndole honor a su nombre los síntomas del cáncer que afecta y corroe al sistema de salud en Venezuela.

Así los pacientes oncológicos no cuentan con los materiales necesarios para detectar a tiempo su cáncer y aunque los equipamientos parecen estar actualizados los especialistas consultados aseguran sentir preocupación por su futura reposición y renovación a causa de las limitaciones que encuentran en la obtención de divisas.

De acuerdo con datos aportados por la “Sociedad Venezolana de Salud Pública” y la “Red Defendamos la Epidemiología” hasta el mes de marzo de este año 2014, 17 productos no se conseguían en las Farmacias de Alto Costo del Seguro Social (IVSS) y 5 en el Banco de Drogas Antineoplásicas (Badan), entes que para este momento son los dos grandes distribuidores de fármacos en el país. Asegura el oncólogo Miguel Salomón que “con el paso del tiempo el problema de la disponibilidad de medicamentos se ha tornado recurrente y al indagar un poco al parecer el problema recae directamente en la adquisición de divisas que si bien son aprobadas rápidamente, su liquidación es lenta y eso de alguna manera retarda la llegada de los fármacos”.

Por otro lado y de acuerdo con los especialistas consultados, el acceso a los servicios asistenciales para las personas que padecen cáncer en Venezuela es limitado, le atribuyen el problema del colapso asistencial a la falta de inversiones en la construcción de  nuevos centros de salud. Ante este panorama el Encargado del Registro de Cáncer del Programa de Oncología del Ministerio de Salud, Luis Capote Negrín asegura que “se llegó a un punto donde es difícil llegar a una oferta suficiente de servicios para el volumen de enfermos que tenemos en este momento ya que no se previó una situación de posible aumento de enfermedades en los últimos 20 años”.

Ante este panorama y debido a lo costoso de los medicamentos oncológicos nace una alternativa que emprendieron dos jóvenes universitarias de Valencia, llamada “Tapas por Vidas” que consiste en el reciclaje de tapas plásticas con el fin de contribuir con fundaciones de ayuda del niño con cáncer en Venezuela. Las tapas recolectadas las venden a una empresa de reciclaje, éstas se procesan y se muelen con el fin de obtener materia prima y el dinero producto de la venta va a fundaciones que trabajen con pequeños con cáncer. Sin embargo, estas jóvenes universitarias están claras que, en un país donde hay desabastecimiento de todo tipo, lo más difícil de estas jornadas por la vida es encontrar el medicamento a tiempo.

Sinopsis escrita por Claudia Pita

Reportero de Investigación: Jorge Labrador

Producción e Investigación: Rita Delgado

 

“Enfermedades epidemiológicas… En el ojo del huracán”

 En los últimos años comenzaron a reportarse diferentes denuncias sobre la reaparición de enfermedades endémicas que se creían superadas en Venezuela, como malaria, dengue y el mal de chagas.  Para connotados especialistas en el área epidemiológica este hecho se activó por la ausencia de programas sanitarios. Así mismo, Oswaldo Godoy, Médico Especialista en Salud Pública, aseguró que existen diversos elementos que han influido en este repunte de enfermedades tales como “la inflación, la inseguridad, la ineficiencia, la ineptitud y cierto grado de corrupción”. Causas que ocasionaron para el doctor Godoy, por ejemplo, en el caso puntual del dengue un promedio semanal en las primeras 17 semanas de este año de 1.225 casos.

La malaria también hace su aparición. En un período de 12 años (2000-2013) se registraron más de 71 mil casos de malaria o paludismo en todo el territorio nacional, cifra que fue considerada como astronómica y sin precedentes por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Ésta es una enfermedad potencialmente mortal causada por parásitos del género Plasmodium que se transmiten al ser humano por la picadura de mosquitos infectados del género Anopheles, los llamados vectores del paludismo que pican, sobre todo, entre el amanecer y el anochecer. En Venezuela, durante la última semana epidemiológica registrada hasta el 30 de abril por la cartera de la Salud Nacional, fueron 1.146 los casos reportados.

La malaria como el dengue forman parte de las enfermedades metaxénicas, temas que la OMS dedica su alerta, por ser uno de los problemas de salud pública más destacados en el mundo entre finales del 2013 y principios de este año. “Se trata de todas aquellas enfermedades, que se manejan dentro de los padecimientos ambientales, que son transmitidas por vectores, tales como malaria, dengue, mal de Chagas, fiebre amarilla, leishmaniasis, encefalitis equina; insectos que llegan a chupar la sangre de humanos o animales y contaminan”, explican los epidemiólogos.

Otra de las enfermedades endémicas que han cobrado auge y que ha puesto en alerta al sistema sanitario en el país es el repunte de los casos de leishmaniasis que se han registrado. Hecho insólito en la Venezuela que formó al reconocido científico Jacinto Convit, recientemente fallecido, creador de vacunas contra la lepra y precisamente contra la leishmaniasis cuyos logros científicos no sólo contribuyeron con la salud en Venezuela sino en todo el mundo, particularmente en Latinoamérica por el repunte de estas enfermedades a mediados del siglo pasado.

También, la tuberculosis cuya reducción sustancial, es otra de las Metas del Milenio de la ONU, sigue presentándose en más de 1.000 venezolanos al año. Para el doctor Oswaldo Godoy es importante organizar las actividades de control del vector para la eliminación o reducción de los criaderos por parte del Ministerio del poder popular para la Salud, acciones que para él no se han realizado satisfactoriamente; asegura que lo esencial es siempre desarrollar la voluntad política que garantice jornadas efectivas de prevención y educación.

Sinopsis escrita por Claudia Pita

Reportero de Investigación: Yasmín Velasco

Producción e Investigación: Mariel Gorrín