Último adiós de princesa Diana es recordado con mucha tristeza

por: Inés Reyes

31/08/2017 | 7:25 pm

AP

El funeral de la princesa Diana, realizado menos de una semana después de su sorpresiva muerte en un accidente automovilístico en París, atrajo a más de un millón de personas a Londres. Mientras que millones más lo vieron por televisión.

Con esplendor eterno, un mar de lágrimas y la ira de un hermano, Gran Bretaña se despidió hoy de su “Reina de Corazones”, mientras un millón de dolientes o más vieron a Diana, la princesa de Gales, dirigirse a su descanso final tras una vida de días de oro, tristeza y demasiado pocos años.

“En todo el mundo ella fue un símbolo de humanidad generosa”, dijo su hermano, Charles.

Una muchedumbre silenciosa forcejeó para ver la majestuosa procesión que cargaba el féretro de Diana a su funeral en la abadía, que avanzó a paso de “marcha fúnebre” por los corredores de humanidad amontonada en el centro de Londres para decir adiós a una princesa tan adorada como desafortunada.

Finalizado el funeral, poco después del mediodía, la nación guardó un minuto de silencio en su honor, mientras los ecos absorbían los últimos compases del coro de la abadía, que cantaba “Ven, disfruta las recompensas y coronas que he preparado para ti”.

Una caravana entonces trasladó los restos de la princesa por una ruta de 120 kilómetros (75 millas) a su casa ancestral, Althorp Park, donde una tumba aguardaba en una tranquila isla arbolada en la propiedad.

Diana

La carroza fúnebre fue rápidamente cubierta de flores arrojadas por la multitud en duelo. Mientras entraba a Althorp, la policía cerró las puertas de la hacienda, y la familia de Diana la llevó a la privacidad que a menudo había ansiado: un sepelio al cual asistieron unos pocos Spencer, su ex-esposo el príncipe Carlos y sus dos amados hijos. La familia Spencer dijo que no se proporcionarían detalles del entierro.

Cientos de representantes de fundaciones benéficas que Diana apoyó les siguieron detrás, algunos en sillas de ruedas, otros con trajes de enfermera.

El féretro estaba envuelto en la bandera real y coronado con lirios, tulipanes y rosas blancas, y una corona de flores por cada uno de sus hijos y su hermano. Una tarjeta colocada sobre el ataúd decía simplemente “Mami”.

Sollozos y gritos de “¡Diana!” se escucharon. Algunos en la muchedumbre lanzaron flores mientras el cortejo pasaba. “Nadie te puede lastimar ahora”, decía una pancarta. “Sólo siente el amor”.

La policía calcula que mucho más de un millón de personas se alinearon en las aceras y llenaron los parques de Londres para ver el réquiem en pantallas de TV, pero el silencio reinó; apenas lo rompieron unas cuantas veces el ruido de los pasos y el triste doblar de la campana.

No obstante, se esperaba que fuera sepultada en la iglesia del pueblo de Great Brington, cerca de Althorp Park, donde descansan 20 generaciones, pero se eligió un lugar dentro de la propiedad por temor a que la aldea fuera infestada por excursionistas y turistas.

TelevenTv

TelevenTv TelevenTv TelevenTv TelevenTv TelevenTv TelevenTv

Todos los derechos reservados © Copyright 2001 - 2017. Corporación Televen C.A. RIF: J-00237616-3. Caracas|Venezuela.