El Noticiero

Lunes a Viernes 6am / 12m / 10pm

Mónica Fernández: “Ser madre es mi mejor título”

Viernes, 06 mayo 2016 | 6:00 pm

Autor/Fuente: Relaciones Corporativas

La abogada que todas las tardes impone la Ley y la Justicia, a través de la pantalla de Televen, comparte sus vivencias con quienes día tras día siguen su trabajo en “Se Ha Dicho”. La profesional del derecho deja a un lado el mazo y se adentra en el nexo maternal y cómplice que mantiene con su hija Daniela.

La abogada venezolana habla de  sus momentos con Daniela Fernández, su hija, quien es el mayor regalo que la vida le dio, a su criterio. A pesar que confiesa “no ser una labor sencilla” la abogada rating de la televisión ha aprendido a lo largo de esta etapa ¨ que hay un amor puro, incondicional de verdad. Ese amor por el que vale la pena dar y arriesgar todo y es el que siente una madre por su hijo”.

Fernández expresa que a pesar de los errores, formar un lazo de amistad tan fuerte con su hija, es su mayor logro. “Ser madre es mi mejor título, el que más disfruto. Estoy orgullosa de ella y feliz de que la vida me haya dado la dicha de ser su madre”.

Además reveló que su primogénita ha heredado un carácter incluso mayor que el suyo. “Ella es dura; muy estricta, más que su mamá, entonces a veces le digo: pareces mi mamá y nos reímos”. El carácter no ha sido lo único que sacó de su madre, sino también la voluntad de ayudar a los demás. “Es una ciudadana con un alto nivel de conciencia y eso la ha hecho madurar desde muy pequeña (…) eso ha permitido que sea una joven libre y yo una madre segura de que ella es una buena y valiosa mujer.”

También aseguró que está dispuesta apoyar a su hija Daniela Fernández a incursionar en el mundo periodístico. “Ella tiene madera para eso, será una excelente periodista”.

A pesar de tener una vida tan ocupada  entre la docencia, ser abogada y la  televisión, Mónica y Daniela victoria se han  acoplado para compartir tiempo de calidad y apoyarse mutuamente. Daniela actualmente tiene 18 años.

¿Cómo es un día durante las labores maternales?

-Bueno ahora que tengo una hija que acaba de cumplir la mayoría de edad (18 años), es más sencillo, porque ella es una joven muy independiente, creo que ella contribuye infinitamente en mí día a día. Me apoya y ha resultado ser una aliada a una vida como la mía que no es sencilla. Estamos juntas con frecuencia, somos buenas cómplices y el apoyo es mutuo. Así que puedo decir que son 18 años de un día a día maravilloso a su lado.

¿Qué es lo que más le cautivó de convertirse en madre? 

– Aprender a equivocarme, saber que hay un amor puro, incondicional de verdad, el amor por el que vale la pena dar y arriesgar todo. Ser madre es mi mejor título, el que más disfruto. Estoy orgullosa de Daniela y feliz de que la vida me haya dado la dicha de ser su madre.

¿Cómo es la relación con Daniela?

– Fantástica, es muy cercana, somos buenas amigas; ella es dura, muy estricta, más que su mamá, entonces a veces le digo parece mi mamá y nos reímos. Es una ciudadana con un alto nivel de conciencia y eso la ha hecho madurar desde muy pequeña. Es muy  reservada en sus cosas y yo no me meto en su privacidad, eso ha permitido que sea una joven libre y yo una madre segura de que ella es una buena y valiosa mujer.

Es tan cercana a usted que usa su apellido…

-Sí. Pero realmente se llama Daniela Victoria Franco Fernández, públicamente le dicen Dani Fernández porque en un medio la llamaron así y terminó quedando públicamente reconocida como Daniela Fernández. Su papá se ríe porque ella le dice “Papá es el nombre artístico (risas)”. Acaba de cumplir 18 años el 20 de marzo, pero eso es cronológico, mentalmente supera los 30 años de edad (risas).

¿Estaría dispuesta apoyarla si decide seguir sus pasos en la televisión?

– Pues desde que tenía 5 años dijo que sería periodista y eso es lo que estudia, ya está en segundo semestre de Comunicación Social y le gusta mucho el medio y tiene madera para eso, será una excelente periodista, estoy segura de ello, por eso cuenta con mi apoyo. Pero en el fondo sé que en algún momento terminará estudiando derecho, quien sabe, capaz es ella quien termina conduciendo “Se Ha Dicho”.

¿Qué cosas hace su hija que le recuerdan a usted? 

–  (Risas) toda ella soy yo. Sobre todo los gestos, el ímpetu para actuar en las cosas, el carácter; la fuerza para ejercer su defensa, su inteligencia, es una niña brillante, honesta y eso ya es todo lo que uno puede pedir.

¿Qué consejos le dieron y que usted aplicó al convertirse en madre?

–  En mi familia la igualdad social, la humildad, la honestidad y el trabajo son la clave de nuestra formación, eso ya es intravenoso y sin duda ella también lo adquirió. Igual heredó de su papá, que es un hombre honesto, inteligente y trabajador. Por eso salió una buena mezcla de los dos.