Limpiar los oídos con hisopos puede originar graves consecuencias

por: Yesimar Gerdler

15/02/2019 | 8:00 pm

Pixabay

Un estudio realizado por investigadores del Nationwide Children´s Hospital, en Estados Unidos, reveló que aproximadamente 12 mil 500 menores de edad acuden anualmente a los centros de salud por heridas en el oído relacionadas con el uso de los hisopos.

Pese a que los paquetes advierten específicamente que “no deben insertarse en el canal auditivo”, la mayoría de la gente ignora ese aviso.

Según el estudio, publicado en la revista Journal of Pediatrics, el 73% de las lesiones reportadas ocurrieron durante la “limpieza” de los oídos, un 10% mientras los niños jugaban y otros casi 10% se debieron a caídas cuando los niños tenían los hisopos insertados en la oreja.

Dos tercios de las lesiones fueron en pacientes menores de 8 años y un 25% de las lesiones fue por perforación de tímpano.

Pese que la mayoría de los casos no requirieron hospitalización, las consecuencias pueden durar en el tiempo: los daños en el tímpano, en los huesos de la audición o en el oído interno pueden causar mareos, problemas con el equilibrio y pérdida auditiva irreversible.

Pero además de lesiones en los oídos, usar bastoncitos puede ser contraproducente al aumentar el riesgo de que se cree un tapón de cerúmen, al empujar la cera hacia el interior del conducto auditivo.

Contrario a la creencia, la cera de los oídos ayuda a mantenerlos lubricados, limpios y protegidos de agentes externos. De hecho, éstos se limpian sin ayuda externa.

Al masticar, mover la mandíbula y con el nacimiento de piel nueva en el canal auditivo la cera el oído es empujada hacia afuera cayéndose durante el baño habitual.

TelevenTv

TelevenTv TelevenTv TelevenTv TelevenTv TelevenTv TelevenTv

Todos los derechos reservados © Copyright 2001 - 2020. Corporación Televen C.A. RIF: J-00237616-3. Caracas | Venezuela.