18 de noviembre: Hoy celebramos a Nuestra Señora de Chiquinquirá

por: Yesimar Gerdler

18/11/2018 | 9:00 am

@EvelingTrejo

Este domingo, 18 de noviembre, el estado Zulia se viste de gala para venerar a su excelsa patrona, Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá.

“La Chinita” como es conocida cariñosamente por los zulianos, es una advocación mariana que representa la pintura de la Madre de Dios con el niño Jesús en brazos y escoltada por San Antonio de Padua a su derecha y San Andrés a la izquierda.

El cuadro está adornado con ofrendas de oro y piedras preciosas y semipreciosas como rubíes, zafiros y esmeraldas obsequiadas por el pueblo zuliano desde la época de la colonia.

La corona de la Virgen Morena está sostenida por cuatro ángeles de plata. En la época hispánica la tabla fue cubierta en sus bordes con un repujado de oro, ciertos adornos sobre la imagen como coronas para la Virgen y el niño, la aureola, etc, los cuales han sido retirados en su mayoría, a excepción de las coronas.

Además, la imagen cuenta con un cetro de oro, zafiros y esmeraldas, y una corona elaborada con piedras denominadas “tumas” obsequio de la etnia guajira.

Según cuenta la tradición zuliana, la imagen de la Virgen llegó, arrastrada por las aguas del Lago de Maracaibo, a las manos de una humilde lavandera del barrio El Saladillo llamada María Cárdenas, en el año 1709.

Mientras ésta cumplía sus labores recogió la tablita que flotaba en las aguas, la lavandera la llevó a su casa donde la utilizó para tapar una tinaja de agua.

Al poco tiempo se percató que en la tablita se apreciaba una imagen borrosa de carácter religioso por lo que la colgó en una de las paredes de su hogar.

El día 18 de noviembre, cuando la mujer se encontraba realizando sus quehaceres diarios escuchó una serie de golpes provenientes de la pared donde colgaba la imagen.

La lavandera no prestó atención, sin embargo a la tercera vez, se dirigió extrañada al lugar y quedó asombrada ante el brillo que emanaba la tabla, revelando la imagen de Nuestra Señora de Chiquinquirá.

La sorpresa la llevó a gritar ¡Milagro, milagro! Por lo que los vecinos acudieron a la casa de la señora y corroboraron la existencia de la sagrada imagen.

Se presume que la imagen fue lanzada como despojo en el mar desde dónde llegó flotando a las aguas de la Laguna de Coquivacoa, actual Lago de Maracaibo.

La mirada de la Virgen en la imagen viene dada hacia la izquierda, como dando a presumir que sigue su camino a la entonces Provincia de Venezuela.

Luego del hecho, la casa de la mujer se transformó rápidamente en un lugar de devoción, consagrado a la Virgen. Poco tiempo después, las autoridades de Maracaibo decidieron trasladar la imagen a la Catedral de Nueva Zamora de Maracaibo.

La Virgen era llevada en los hombros del pueblo, pero la imagen se puso tan pesada que impidió seguir moviéndola. Finalmente, después de muchos ruegos al cielo y súplicas, uno de los presentes exclamó:

“Tal vez la Virgen no quiera ir a la Iglesia Matriz y prefiera la de San Juan de Dios”.

Entonces la procesión cambió su rumbo hacia la iglesia de la gente humilde de la ciudad y la imagen recuperó su peso normal. Desde ese momento, la “Dama del Saladillo” es venerada en su templo, hoy elevado a Basílica Menor.

Nuestra Señora de Chiquinquirá es la patrona de Maracaibo, de toda la entidad zuliana y de la Guardia Nacional de Venezuela.

La devoción a la Virgen Morena es muy grande y a la misma se le atribuyen multiplicidad de favores, algunos de los más sorprendentes se han exaltado en hermosos vitrales en la misma Basílica.

Las festividades en su honor unen la celebración religiosa con las actividades populares, convirtiéndose en una fiesta nacional con proyección fuera de nuestras fronteras conocida como la Feria Internacional de la Chinita.

Desde el 17 y hasta el 19 de noviembre, las corridas de toros, el Amanecer Gaitero, la Santa Misa y posterior procesión de la tablita y el tradicional juego de La Chinita, enmarcado en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (Lvbp), unen a los maracuchos en un ambiente de fiesta que marca el inicio de la Navidad al ritmo de la gaita.

Este ritmo musical se originó en la época colonial y actualmente está dedicado en gran medida a la celebración de las fiestas de “La Chinita” y a las protestas del pueblo zuliano.

Otra de las actividades esperadas es la llamada procesión de la Aurora, donde se pasea la imagen desde la basílica a las 3:00 de la madrugada, para que reciba al nuevo día en la calle junto a su pueblo. Finalmente, el domingo siguiente se restituye la imagen a su templo.

Las agrupaciones gaiteras le han dedicado múltiples composiciones a La Chinita, entre las más conocidas destacan: “La Grey Zuliana”, “El 18 de Noviembre”, “Virgen de Chiquinquirá”, “La elegida”, “El día de tu bajada”, “Que Gaita quieres que cante”, “No tengo como pagarle”, entre muchísimas más.

Existe también un grupo gaitero denominado Los Chiquinquireños que nació en el año 1998 cuando Astolfo Romero y Neguito Borjas unieron sus voces para grabar el tema “Rompo a llorar”.

Desde entonces, la agrupación reúne, año tras año, a los máximos exponentes de la gaita zuliana, quienes entregan su talento poético, musical e interpretativo a la Virgen de Chiquinquirá, como un acto de fe, devoción y compromiso zuliano.

TelevenTv

TelevenTv TelevenTv TelevenTv TelevenTv TelevenTv TelevenTv

Todos los derechos reservados © Copyright 2001 - 2019. Corporación Televen C.A. RIF: J-00237616-3. Caracas | Venezuela.